A casi un año del apagón analógico, Costa Rica continúa atrasada en la actualización de Ley de Medios

 

A casi un año del apagón analógico, Costa Rica continúa atrasada en la actualización de Ley de Medios

Continúan los esfuerzos para cambiar ley vigente que data de 1954

 San José, 23 de setiembre de 2016/Milagros Navarro Bouzid

Logo Televisión Digitial

A la fecha, el costarricense que enciende el televisor está limitado a las opciones de contenidos que ofrece los actuales canales de tv abierta; a una selección corta de perspectivas, programación y diversidad de oferta cultural y de entretenimiento.

Lo que muchos no saben, es que Costa Rica está en el umbral de un cambio tecnológico -la implementación de la Televisión Digital Terrestre (TDT)- que podría ampliar las posibilidades de forma exponencial: canales educativos e interactivos para niños y jóvenes, programación hecha por y para costarricenses, programas dirigidos a grupos como por ejemplo adultos mayores, comunidades indígenas y sociales, entretenimiento y cultura de calidad.

Las posibilidades que permite el dividendo digital (los canales extra que se crearían a partir de diciembre del 2017) son muy amplias… Sin embargo, el país no avanza en la creación de una ley que regule la radiodifusión y permita el aprovechamiento por parte de los costarricenses de estos nuevos canales y posibilidades.

 Giselle Boza, directora del Programa de Libertad de Expresión, Derecho a la Información y Opinión Pública (PROLEDI), explica que la ausencia de regulaciones “ha propiciado un desorden en el uso del espectro radioeléctrico, y la consolidación de un modelo esencialmente comercial”. Lejos de buscar los beneficios culturales, educativos y de entretenimiento para el crecimiento y desarrollo óptimo de la población costarricense y los productores audiovisuales nacionales, el modelo actual se orienta solamente a producir beneficios económicos para las empresas privadas de medios que controlan la mayor parte de las concesiones del espectro radioeléctrico de Costa Rica.

 El marco normativo en materia de radiodifusión hoy en día es la Ley de Radio y Televisión, una ley obsoleta que sigue en pie desde 1954. Por esta razón, desde la academia y la sociedad civil se ha insistido en que no se puede postergar más la creación de una nueva ley reguladora de la radiodifusión, de cara a la transición a la TDT. De otra manera, el dividendo quedará atrapado dentro del actual modelo comercial y no será posible crear medios con propósito social que busquen desarrollar, educar y generar trabajos para la sociedad costarricense.

 El espectro radioeléctrico es un bien público, perteneciente a todos los ciudadanos  costarricenses. A pesar de esto, las concesiones que las empresas de medios poseen sobre el espectro se extienden de forma automática. Según Giselle Boza, “El problema de la prórroga automática de las concesiones es que un bien de dominio público como el espectro radioeléctrico no puede ser dado en concesión de manera vitalicia. El Estado lo administra para alcanzar fines públicos. En la medida en que los mismos grupos conservan de por vida este bien, se limita el acceso por parte de otros sectores sociales y comerciales.

 Los estándares de libertad de expresión en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos establecen la necesidad de que los Estados promuevan la existencia de medios comerciales, públicos y comunitarios para garantizar la diversidad y el pluralismo. Sin embargo, Costa Rica no reconoce en su legislación la existencia de medios privados de interés social, como lo medios comunitarios. La legislación sólo reconoce a los medios comerciales y culturales, sobre éstos últimos ni siquiera cuentan con  políticas para el fortalecimiento.”

 La ley actual no protege el acceso de los habitantes al espectro y no vela porque  producciones audiovisuales nacionales sean difundidas en los medios, de hecho los canales compran mayormente series y películas extranjeras. En algunos países del continente existe una robusta industria cultural, que emplea a los profesionales de la comunicación como  productores audiovisuales, periodistas, comunicadores independientes, músicos y artistas.

 Una ley caduca

 La actual Ley de Radio y Televisión de 1954 es carente en varias áreas porque, al haber sido creada hace 62 años, no se ajusta a la sociedad y tecnologías de la Costa Rica actual. Por ejemplo, los impuestos que pagan las empresas de medios están basados en la economía de los años cincuenta.

 El artículo 18 de la Ley de Radio establece impuestos ínfimos para la radiodifusión. La Procuraduría General de la República, mediante el Dictamen No. C-029-2006  consideró que la tarifa establecida en el inciso c) de este artículo debe ser cubierta en relación con el derecho de uso de cada frecuencia asignada en la licencia correspondiente.

 Es así como se parte de que el concesionario tiene la obligación de cancelar un impuesto por el uso anual del espectro radioeléctrico, pago que se funda en el ancho de banda utilizada por cada servicio.

 El problema es que ese  inciso, en relación con los servicios privados que se dediquen a actividades de tipo comercial, que utilizan un ancho de banda de 25 KHz,  establece un impuesto de solo 500 colones.

 Para el caso de la televisión abierta que tiene  asignadas frecuencias, cuyo ancho de banda es de 6 MHz (240 segmentos de 25KHz) el monto anual sería de  solo 120.000 colones por un canal matriz, lo que resulta a todas luces desproporcionado con relación a las ganancias que obtienen los canales comerciales.

 De acuerdo con los tarifarios del 2016, Teletica cobra 861,700 colones (más impuestos) con cada minuto de publicidad que vende  en tiempo vespertino, mientras que Repretel -sólo en canal 6- acumula 750,000 colones (más impuestos) por cada minuto que vende entre 1:30 pm y 5:59pm. Estos precios pueden subir o bajar dependiendo del programa  y el horario en que el anuncio salga al aire, y pueden alcanzar cifras de hasta ¢1,760,000 por 60 segundos de publicidad en el caso del horario de Noticias Repretel a las 7:00pm.

 Con 60 segundos de publicidad, estos medios cubren el monto total anual del impuesto a la radiodifusión y muchos costos más.

 Lucha por la libertad de expresión

 En Costa Rica, la libertad de expresión es considerada un pilar de la democracia y un derecho inalienable a todas las personas Por esta razón, la creación de legislación que garantice el acceso efectivo a los medios de comunicación es una prioridad nacional.

 Enlaces de interés

 http://www.observacom.org/costa-rica-proyecto-de-ley-de-radio-y-television/

http://www.teletica.com/docs/tarifario.pdf

http://cdn.repretel.com/tarifario-2015-2016.pdf

http://derechoalacomunicacion.ucr.ac.cr/wp-content/uploads/2015/05/POLÍTICA-DE-IMPLEMENTACIÓN-DE-LA-TV-DIGITAL-EN-COSTA-RICA..pdf

Página 1 de 11

Deja un comentario

Programa de Libertad de Expresión, Derecho a la Información y Opinión Pública (PROLEDI)
Página web: proledi.ucr.ac.cr
Teléfonos: +506 2511-6852 |+506 2511-6852 |+506 2511-3506
Correo electrónico: proledi@ucr.ac.cr
Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva (ECCC)
Página web: eccc.ucr.ac.cr
Teléfonos: +506 2511-6400
Correo electrónico: eccc@eccc.ucr.ac.cr>
Suscríbase a nuestro boletín